TOLTECAMEH Arte - Conciencia - Cultura

TOLTECAMEH: TOLTECAS "Grandes Sabios Artistas del Tiempo y la Vida".
"Despertamos. Ahora observamos nuevamente nuestro rostro con nuestros propios ojos, rostro y corazón, in ixtli in yollotl. Ya entramos en la noche oscura de nuestra consciencia, miramos de frente al espejo, nuestro reflejo, Tezcatlipocatzin, y recuperamos el sentido de nuestra memoria, la visión y palabra de nuestros abuelos, in huehuetlatolli, tiempo eterno, ciclo de transformación y cambio. Ahora nos recreamos viviendo el movimiento vital aquí y ahora, nican axcan ollinyotl, tloque nahuaque in tlalticpac, embelleciendo y siendo dignos de nuestro paso por esta venerada Tierra, Tonantzin, frente al Dador de la Vida, Ipalnemohuani, aquel por quien todos vivimos, nuestro Dios, nuestro Creador. Nos vestimos con plumas de quetzal, en honor a Ketzalkoatl elevamos nuestro ser precioso, con nuestros cantos, nuestra danza y el aroma de las flores, in xochitl in cuicatl."

PUBLICACIONES

visita: http://loscuentosdelmaiz.blogspot.com/

Los Cuentos del Maíz
Historias y cuentos escritos por los alumnos de la Escuela Primaria Gregorio Torres Quintero del pueblo de Amatlán de Quetzalcóatl, Morelos, México,
 y cuentos y leyendas de otras partes de México y América.

2008. TOLTECAMEH

 


El Indio y el Maíz
Mayra Cazares Torres
Había una vez un indio que fue al campo y encontró una semilla de maíz, le dio curiosidad y la sembró en la tierra. Cayó la lluvia, nació, después creció, se reprodujo y después, el indio empezó a observar el maíz ya en una mazorca. Después, el indio los comió unos maíces y algunas semillas las volvió a sembrar en la tierra, y así se hizo la reproducción del maíz. Compró pollos, marranos y les daba de comer puro maíz. Todos se alimentaban de él y todos empezaron a comprar maíz; y todos con el maíz ponían nixtamal y salía masa. De la masa echaban tortillas, los tlacoyos y tlazcales, sopes, quesadillas y más cosas. Así fue como se hizo famoso el maíz. Todos empezaron a saber sobre la semilla del maíz. Empezaron a comprarla, sembraron; nacían milpas, comían elotes. Lo demás se volvía mazorca y la milpa se secaba y lo seco de la milpa se lo daban a los caballos y a las vacas para alimentarlas. Así fue como se formó el maíz.
`Colorín colorado, este cuento se ha terminado’.




NOSOTROS SOMOS

Somos creadores de Tiempo, hacedores de pasado, guardianes de futuro. Nuestra misión es presente: Ser y embellecer la vida en la Tierra. Comunicarnos, nunca olvidar la vida de las estrellas, la historia de nuestro Sol, la herencia de nuestros antepasados, la risa y alegría de nuestros niños, hijos de Maíz, seres de Conciencia.